miércoles, 28 de julio de 2010

Paloma bajo cerezo en flor


Fue una imagen fugaz, directa al cerebro. La vi mientras conducía desde A Coruña hasta Santiago, y la paloma también me vio a mi, inmóvil bajo aquel cerezo, mirándome con esa mirada inexpresiva que las palomas usan para volvernos locos, mientras los pétalos se arremolinaban a su alrededor.

Tenía que pintarlo, aunque fuera rápido..