miércoles, 3 de noviembre de 2010

Todo el mundo sabe que, cuando permaneces mucho tiempo quieto, la muerte te visita pensando que has muerto. Tienes que estar mucho tiempo completamente inmóvil, hasta tu corazón debe dejar de latir y tus pulmones deben dejar de exhalar aire. Y tienes que estar así, por lo menos, un mes. No estás muerto porsupuesto, como este blog, pero la muerte no lo sabe.